Todos somos iguales

Todos somo iguales ante la ley… eso es la teoría.

Todos somos iguales ante la ley, eso hasta que bajamos de la nube y comenzamos a experimentar las circunstancias de la vida real.

Hoy mas que nunca, se habla de igualdad, pero la igualdad sigue sin ser aplicada con justicia, tal como ha pasado casi siempre.

Jesús dió un ejemplo de que todos somos iguales, pero todos reaccionamos diferentes de acuerdo al amor que somos capaces de manifestar,

El que ama mucho, es porque se le ha perdonado mucho, y el que ama poco, es porque se le ha perdonado poco.

Hay 2 pasajes que vamos a ver para este mensaje

Porque vino Juan el Bautista, que ni comía pan ni bebía vino, y decís: Demonio tiene. Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores. Lucas 7:33-34

Todos somos iguales

Jesús en el hogar de Simón el fariseo

36 Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa.

37 Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume;

38 y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume.

39 Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.

40 Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo: Di, Maestro.

41 Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta;

42 y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más?

43 Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.

44 Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos.

45 No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.

46 No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies.

47 Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama.

48 Y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados.

49 Y los que estaban juntamente sentados a la mesa, comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que también perdona pecados?

50 Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz.

Todos somos iguales para Dios, pero cada uno de nosotros actúa diferente frente a su perdón de acuerdo a los pecados que nos han sido perdonados, y de acuerdo a nuestra capacidad de amar y demostrar agradecimiento.

Mira mas mensajes como este en nuestro canal de Youtube

¿Crees en Dios?
Descubre PREDICACIONES CRISTIANAS online.

Suscríbete al canal de Youtube de PREDICACIONES CRISTIANAS, y activa la campanita de las notificaciones para recibir alertas de nuevos videos.

Comparte este mensaje
Close